Alimentación en la lactancia

3 abril, 2019 Consejos, Premamá 0 Comments
Artículo escrito por:
Lcda. Priscila Morán C. Nutricionista
@nutripris@nutricion.cesa – priscilamoranc@gmail.com

La etapa de la lactancia está llena de mitos y creencias en cuanto a la alimentación de la mamá, qué comer para aumentar la producción, para mejorar la calidad de la leche, etc. Pero por ahora voy a enfocarme sólo en la correcta nutrición de la madre.

Algo que le preocupa mucho a las mamás que acaban de dar a luz es recuperar su figura y el peso que tenían antes de quedar embarazadas, pero éste no es el momento para preocuparnos demasiado en ese tema, si no en tu salud, tu bebé y en disfrutar mucho esta etapa.

Con esto no quiero decir que debes de descuidar tu alimentación y comer sin medida (aunque es lo que muchas veces place), si no que debes alimentarte correctamente, no realizar dietas hipocalóricas, recuerda que la lactancia demanda mucha energía de la mamá, tu leche siempre será el mejor alimento para tu bebé, pero eres tu la que se verá afectada si no comes bien.

Debes comer lo suficiente, comer variado, equilibrado, no necesitas una “dieta especial” debes evitar el desgaste de cuerpo. Las malas noches y una alimentación incorrecta o deficiente, te van a afectar mucho más de lo que crees.

¿Y cómo es una dieta adecuada?

No restrinjas ningún grupo alimenticio, incluye carbohidratos de buena calidad y evita los procesados, proteínas magras, incluir pescado es muy importante en esta etapa, las grasas saludables como el aceite de oliva, el aguacate, frutos secos entre otros, no pueden faltar.

Hidrátate! Dar de lactar da mucha sed sobre todo las primeras semanas, ten siempre a tu alcance agua, evita los jugos y bebidas azucaradas, eso solo te aportará calorías vacías y no calmarán tu sed. El agua de coco es una buena opción, pero no debe reemplazar tu consumo normal de agua.

Vigila el consumo de cafeína, grandes dosis (más de 300 mg al día), pueden tener consecuencias negativas para tu bebé.
No se recomiendan más de 2 tazas de café al día (depende también del tipo de café y cantidad de agua), si nunca has tolerado bien la cafeína, es mejor que la evites por completo
Recuerda que encontramos cafeína en el café, té, gaseosas, energizantes, chocolate, entre otros.

¿Puedes consumir lácteos? Sí, pero tienes que estar pendiente si hay alguna reacción en tu bebé y comunicárselo al pediatra para descartar alergias en intolerancias.

Fréjoles, brócoli, cebolla, huevo, etc.
Puedes consumirlos, son alimentos saludables, no llenarán de gases a tu bebé.

Recuerda consultar con un nutricionista si tienes dudas respecto a tu alimentación en esta etapa y para que se pueda realizar un plan nutricional personalizado que te ayudará a ti y a tu bebé.


Te invitamos a cotizar una sesión. Queremos ayudarte a guardar para siempre un hermoso recuerdo de esta linda etapa


COTIZAR SESIÓN